10 mitos sobre el sector fotovoltaico

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:General

10 mitos sobre el sector fotovoltaico

 

La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) se ha propuesto desmentir los principales mitos y prejuicios sobre el sector fotovoltaico español. Se quiere remarcar la importancia de la energía solar y contrarrestar las falsas creencias que perjudican a la aceleración de la transición energética.

La UNEF, asociación sectorial mayoritaria de la energía solar en España, quiere combatir la desinformación que se genera a través de noticias falsas y la difusión de mitos en redes sociales que pueden perjudicar la implementación de proyectos de energía solar en España.

Según la UNEF, en la actualidad, España tiene una dependencia energética del exterior de, aproximadamente, un 73%, lo que se traduce en una importante falta de seguridad energética y en un incremento sin precedentes del precio de la energía que repercute muy negativamente en la prosperidad económica de empresas, PYMES y familias.

La tecnología fotovoltaica es clave para acelerar una transición energética que permita conseguir una mayor independencia energética a la vez que se frena la emergencia climática.

 

Los 10 mitos sobre el sector fotovoltaico

 

1. “Modelo de desarrollo renovable sin fin que pone en peligro zonas de alto valor ecológico”.

Se debe diferenciar entre los proyectos que se presentan en un inicio y los que finalmente se construyen, ya que ningún proyecto se aprueba de forma directa. Hay que tener en cuenta que los proyectos que se planteen en zonas de alto valor ecológico, serán denegados durante el proceso de tramitación.

 

2. “Los proyectos de energía solar no son necesarios para alcanzar la transición energética. Es suficiente con el autoconsumo.”

Promover y acelerar la transición energética no puede depender de la iniciativa particular e individual. Para lograr los objetivos que establece el PNIEC es necesario el uso de todos los recursos disponibles: autoconsumo en todos los edificios en los que sea posible, grupos energéticos en entornos industriales, creación de pequeñas y medianas plantas de generación de energía distribuida y un número más reducido de plantas grandes donde sea medioambientalmente viable.

 

3. “España se convertirá en el panel solar de Europa.”

A día de hoy, la Península Ibérica tiene una conexión con el sistema europeo muy inferior a la que tienen el resto de países de la UE. Esto limita considerablemente la capacidad de exportación de España.

 

4. “La energía solar no genera beneficios locales.”

A través del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), como del Impuesto sobre Bienes Inmuebles de Características Especiales (IBICES), la instalación de una planta fotovoltaica es una actividad que genera ingresos para las entidades locales. Aproximadamente, se calcula que la construcción de un MW de energía solar puede generar unos 76.000€ durante toda la vida útil de la planta en el municipio en el que se localiza. 

 

5. “Todos los componentes provienen de China.”

En España se pueden fabricar hasta el 65% de la cadena de valor de un proyecto fotovoltaico.

 

6. “Las plantas fotovoltaicas no generan empleo local.”

El sector de la energía solar sí genera nuevos puestos de trabajo. Un proyecto de plantas solares puede crear entre 300 y 400 empleos locales. Además, puede derivar en la contratación indirecta en la localidad.

 

7. “Las plantas fotovoltaicas ocupan mucho espacio.”

Es cierto que para cumplir con los objetivos de generación fotovoltaica, es necesario una fracción mínima de suelo. Sin embargo, este porcentaje de terreno que delimita el PNIEC equivale únicamente al 0,068% del terreno de nuestro país.

 

8. “Los proyectos fotovoltaicos suponen una amenaza para la biodiversidad.”

Una vez finalizada la instalación de la planta fotovoltaica en suelo, el terreno tiene limitado el acceso de personas, deja aproximadamente un 90% del suelo libre y no utiliza herbicidas, por lo que el suelo recupera su equilibrio. Y no solo es esta la transformación positiva que sufre el terreno. Además, gracias al plan de medidas de integración del proyecto con el entorno y la renaturalización, se genera una “llamada de refugio” para algunos animales.

 

9. “Las instalaciones fotovoltaicas destruyen el terreno donde están situadas.”

La actuación sobre el suelo se limita a excavar zanjas para los cables y a la instalación de las estructuras de los paneles. En esta fase, no se realiza movimiento de tierra ni se compacta el terreno. Una vez terminada la actividad de la planta, los paneles solares se pueden retirar sin generar ningún impacto negativo.

 

10. “Los paneles solares generan grandes cantidades de residuos una vez finalizada la vida útil de la planta fotovoltaica.”

Los paneles solares son reciclables. El 95% del mercado utiliza módulos fotovoltaicos de silicio. Estos módulos están compuestos por vidrio (78%), aluminio (10%), plásticos (7%) y metales y semiconductores (5%). Únicamente recuperando el marco de aluminio y vidrio de la parte delantera del panel solar, ya se recicla más del 80% de su peso.

 

España apuesta por las placas solares

Sin duda, España es uno de los países que más puede aprovechar esta fuente inagotable de energía. La unión de la tecnología adecuada y el sol en abundancia lo sitúan en clara ventaja.

España es un país con una capacidad de aprovechamiento energético muy elevada. En el territorio español se pueden encontrar varios tipos de meteorología. Aún así, casi todo el país está inmerso en una etapa de transición hacia las fuentes de energía renovables como la energía solar fotovoltaica.

Además, debemos destacar que, entre junio de 2020 y julio de 2021, España ocupó la tercera posición en el ranking de países con más crecimiento en generación fotovoltaica, con un 16%. Por delante hay Países Bajos (17%) y Alemania (17%), y justo por detrás encontramos Grecia (13%) e Italia (13%).

No hay duda de que la energía solar avanza aceleradamente en España. Ya sea a pequeña escala en los tejados de las casas o en empresas e industrias.

 

El camino hacia el autoconsumo energético con Gloobal

Además, el autoconsumo energético no solo es una cuestión de eficiencia energética y ahorro. También se ha convertido en una necesidad en muchas empresas debido a la obligatoriedad de aplicar políticas de sostenibilidad ambiental. Estas políticas conllevarán la reducción de emisiones en los próximos años, y lograr los objetivos marcados a nivel nacional y europeo.

El autoconsumo energético es una tendencia en crecimiento y que no va a parar de demostrar su eficacia.

10 mitos sobre el sector fotovoltaico

 

Si necesitas alquilar un vehículo con plataforma elevadora para poder realizar la instalación de placas solares, ¡desde Gloobal te asesoramos!

Chatea con nosotros , estaremos encantados de ayudarte.